¿Cómo se instala un cargador eléctrico en un garaje particular?

instalar cargador para coche electrico en garaje particular
Rate this post

En caso de tener un coche eléctrico es posible instalar un cargador para coche eléctrico en el garaje, y cargar directamente en casa la batería del vehículo. Esta es una manera más práctica y sencilla de mantener el vehículo funcionando, sin depender de los puntos de carga que hay en zonas públicas.

Antes de comprar el coche eléctrico es importante contar con un cargador en casa, y saber todo lo relacionado con su instalación.

Un punto de carga en el garaje

La instalación de un punto de carga en la vivienda unifamiliar es muy sencilla, y requiere de una inversión accesible al bolsillo. Además, en el garaje es probable conseguir un enchufe convencional en el que se pueda recargar la batería del coche eléctrico.

Este tipo de vehículos permite recargar la batería por medio de un enchufe con toma schuko, lo que se conoce como recarga ocasional, aunque hay quienes lo usan de forma diaria.

Para garantizar la mayor seguridad para el sistema eléctrico de la vivienda y de la batería del coche, la potencia está limitada a unos 2.3 kW y a 10 A, esto aumenta los tiempos de carga, pero los hace más seguros.

Sin embargo, el tipo de enchufe schuko no es el más recomendado, dado que existen otras alternativas más eficientes y seguras con las cuales reducir el tiempo de carga, y evitar daños en la batería del coche eléctrico.

Un módulo de carga, o un cargador específico de Modo 3 o Wallbox, es la opción más recomendada, dado que optimiza el tiempo de carga, reduciendo las horas, y el precio en la factura de luz.

instalacion de wallbox

También cuenta con sistemas de seguridad que evitarán la degradación rápida de la batería del vehículo eléctrico, alargando su vida útil.

De acuerdo con la normativa ITC BT-52, la instalación del cargador eléctrico en el garaje debe cumplir con varios estándares de seguridad. Por lo tanto, debe contar con un circuito exclusivo que vaya desde el contador de la propiedad, hasta la ubicación del punto de recarga.

Esta es una manera práctica de asegurar que la instalación esté bien dimensionada, considerando que va a trabajar durante bastantes horas para cargar la batería del coche eléctrico, y que cuenta con protecciones eléctricas delicadas.

Además, la normativa vigente indica que para las viviendas unifamiliares la potencia del circuito adicional no debe superar los 9.2 kW de potencia.

Lo siguiente es contratar a una empresa instaladora, la cual asegura que el sistema se instale con las mayores garantías, y la cual puede asesorar con respecto a la elección del modelo, la potencia del punto de carga, y el tipo de cargador más adecuado para el coche eléctrico.

Subvenciones para aprovechar

El precio a pagar por la instalación de un punto de carga en el garaje puede variar y dependerá mayormente del trabajo de obra que realizará la empresa, la cantidad de cable que se necesita, y de si se instala un Wallbox, teniendo en cuenta su modelo también. En todo caso, la empresa ofrece un presupuesto detallado y a medida, según el estudio realizado del proyecto.

Aunque el precio del punto de carga es económico, es posible contar con subvenciones y ayudas que facilitarán su compra e instalación en el garaje de la vivienda, incluyendo la infraestructura eléctrica del sistema. Las ayudas Plan Moves o Plan Renove, son las enfocadas en prestar apoyo en la instalación del punto de carga.

Si se adquiere un vehículo eléctrico nuevo y se accede a estas ayudas, el concesionario ofrecerá un descuento obligatorio de 1.000 euros más IVA, lo cual es la subvención para el punto de carga.

También hay fabricantes que incluyen el punto de carga con el coche eléctrico, aunque se trata nada más del hardware, sin su respectiva instalación, o bien, que ofrezcan la instalación completa del sistema con una compañía eléctrica con la cual coopere.

El Plan Moves cuenta con incentivos, aparte de las ayudas a la compra, para que las personas instalen el punto de carga en el garaje de sus hogares.

Estas ayudas cubren un 30% del coste subvencionable para la instalación.

¿Por qué contratar una empresa especializada?

La instalación del punto de carga en el garaje de la casa es sencilla, sin embargo, contar con una empresa experta es la mejor solución si se quiere garantizar que se cumplen los estándares de seguridad y eficiencia.

La experiencia de la empresa garantiza que los elementos seleccionados para el punto de carga son los que mejor se ajustan al modelo del coche eléctrico de los usuarios, de esta manera no existe riesgo de que la batería tarda mucho en cargar, de lo que haga de forma deficiente, o que termine por dañarse.

También asesora a la hora de buscar la mejor manera de realizar la instalación, con el objetivo de que el punto de carga sea accesible, y no afecte la funcionalidad del espacio en el garaje.

La empresa conoce sobre las subvenciones y ayudas que ofrece el gobierno para la instalación del punto de carga, por lo que asesora a los usuarios a gestionar los trámites y presentar los documentos adecuados para conseguir estas ayudas, y reducir el precio a pagar por su instalación.

Hay muchos puntos de carga en el país, sin embargo, contar con uno en el garaje es la mejor solución por ser más cómodo, accesible y práctico para las personas con un coche eléctrico, de esta manera no dependen de las zonas públicas para cargar la batería del vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.