Robots en la medicina: Cómo la tecnología está salvando vidas

Robots en la medicina
Rate this post

Los robots han llegado para quedarse en el mundo de la medicina. La tecnología ha avanzado tanto en esta área, que cada vez es más común encontrar estos dispositivos en los hospitales para realizar diversas tareas médicas con la máxima precisión y eficacia.

Cómo funcionan los robots en la medicina

Los robots en la medicina son máquinas programadas por humanos para llevar a cabo diferentes procedimientos médicos.

En muchas ocasiones, estos dispositivos son imprescindibles para llevar a cabo tareas que los médicos no pueden realizar debido a las limitaciones físicas humanas o la complejidad de la misma.

Estos aparatos mecánicos son programados por los médicos para garantizar la precisión de sus movimientos. Con la ayuda de la última tecnología y sensores de alta precisión, estas máquinas inteligentes son capaces de realizar tareas con una precisión y velocidad impresionantes.

Cómo funcionan los robots en la medicina

Actualmente en Europa está disponible el robot Da Vinci, un sistema quirúrgico robótico desarrollado por Intuitive Surgical, que se utiliza para realizar una amplia gama de cirugías como cardíacas, de cáncer y ortopédicas.

Este sistema consta de tres componentes principales:

  • Consola quirúrgica: donde el cirujano controla el robot. El cirujano utiliza una serie de controles para mover los instrumentos quirúrgicos de la máquina.
  • Sistema robótico: es el conjunto de brazos y articulaciones que mueven los instrumentos quirúrgicos. Permite al cirujano realizar movimientos precisos y delicados.
  • Instrumentos quirúrgicos: los instrumentos quirúrgicos son los artículos que se emplean para llevar a cabo el procedimiento. Los instrumentos quirúrgicos del robot Da Vinci son más pequeños y precisos que los instrumentos quirúrgicos tradicionales.

Las características del robot Da Vinci incluyen:

  • Precisión: el robot Da Vinci realiza movimientos más exactos que los humanos, lo que ayuda a los galenos a ejecutar cortes más precisos.
  • Mejor visibilidad: este sistema mecánico permite que el cirujano tenga una mejor visión del campo quirúrgico, lo que facilita la identificación de estructuras y tejidos pequeños.
  • Menos dolor y recuperación más rápida: con un procedimiento robótico, las incisiones son más pequeñas y los tejidos se dañan menos, reduciendo menos el dolor y que la recuperación sea más rápida.
  • Acceso a zonas difíciles: la tecnología de Da Vinci ayuda a alcanzar áreas del cuerpo que son difíciles o imposibles de llegar con técnicas quirúrgicas tradicionales. Esto sienta un precedente, ya que los cirujanos intervienen zonas que antes no eran operables.

Otra opción es el robot Spot, un robot cuadrúpedo que puede utilizarse en una variedad de aplicaciones, incluyendo la atención médica, como la atención, el transporte y la atención al paciente.

Uso de los robots en la medicina

Los robots ya han demostrado su capacidad para realizar tareas médicas sin problemas. A continuación, presentamos algunos de los casos más interesantes de cómo están siendo utilizados en la medicina:

Cirugía robótica

Es uno de los usos más habituales de los robots en la medicina. Los robots son capaces de realizar incisiones precisas y controlar todo el proceso quirúrgico con una precisión sorprendente, lo que minimiza el riesgo de errores humanos.

Además, han demostrado ser extremadamente efectivos en tareas quirúrgicas complejas y delicadas, lo que ha reducido significativamente la tasa de complicaciones en las operaciones.

Robots de rehabilitación

Los robots de rehabilitación han revolucionado la forma en que se realiza la fisioterapia y se rehabilita a los pacientes.

Estos son programados para hacer ejercicios con precisión en las articulaciones y en grupos musculares específicos, lo que ayuda a los pacientes a recuperar su capacidad motora de forma más rápida y eficiente.

Robots guiados por ultrasonido

Se emplean para realizar biopsias con extrema precisión. Los robots son guiados al lugar exacto donde se necesita hacer la biopsia, lo que minimiza el error humano en el proceso.

Además, son capaces de llegar a áreas muy difíciles de acceder mediante cirugía tradicional, lo que ha permitido diagnósticos más precisos y en consecuencia, tratamientos más eficaces.

Asistencia en tareas administrativas

Los robots también están siendo utilizados en tareas administrativas, como el seguimiento de la disponibilidad de camas, la gestión de recetas, la monitorización de pacientes y la gestión de tareas médicas en general. Por otro lado, procesan información más rápido que los humanos, lo que permite agilizar muchos procesos en los hospitales y centros médicos.

Robots que recolectan la información vital del paciente

Estos sanitarios automáticos recorren las habitaciones para recolectar información como la temperatura corporal, el ritmo cardiaco, la presión arterial, etc. Luego, toman nota de los datos y los introducen en los registros clínicos electrónicos, con un margen de error casi nulo.

Recolectan la información vital del paciente

También miden los signos vitales de cada paciente de forma continuada para obtener un panorama amplio de su estado y, en caso alguna anomalía, enviará notificaciones en tiempo real de los signos vitales a los médicos.

Robots enfermeros

Un ejemplo concreto de ello es el robot SARA, un robot completamente autónomo basado en machine learning, diseñado para acompañar al paciente, contar historias a los mayores y avisar a los enfermeros si hay alguna irregularidad.

De hecho, ayuda a los pacientes a hacer ejercicio o cualquier terapia física.

La tecnología de los robots en la medicina es cada vez más sofisticada y su uso se está extendiendo rápidamente. Los robots han demostrado ser beneficiosos para la salud de los pacientes, ya que mejoran la precisión en la cirugía y minimizan los errores humanos.

Además, esta tecnología llevará a una recuperación de los pacientes más rápida y en muchos casos, menos dolorosa.